viernes, 11 de marzo de 2011

Escolarización en el hogar: La socialización no es un problema

Traducción del artículo de Michael Smith que apareció en Diciembre de 2009 en el Washington Times: HOME-SCHOOLING: Socialization not a problem. (La negrita es mía)

Michael Smith es el Presidente de la Home School Legal Defense Association (HSLDA).


~~~~~ o ~~~~~

EDUCACIÓN EN EL HOGAR: LA SOCIALIZACIÓN NO ES UN PROBLEMA

Una de las críticas más reiteradas a la escolarización en el hogar (en adelante: EH) es la acusación de que los educandos no serán capaces de participar plenamente en la sociedad, porque carecerán de “socialización”. Es desafío toca al núcleo de la EH, porque si un niño no está debidamente socializado, ¿cómo podrá contribuir a la sociedad?

Desde el resurgimiento del movimiento a favor de la EH, a finales de la década de 1970, los críticos han logrado perpetuar dos mitos. El primero, se refiere a la capacidad de los padres para enseñar adecuadamente a sus propios hijos en el hogar; el segundo, sembrar dudas de que los niños educados en el hogar logren ajustarse normalmente a la vida en sociedad.

Demostrar el éxito académico es relativamente sencillo. En la actualidad, se acepta que el los niños EH, en promedio, obtienen mejores resultados que sus pares de la escuela pública. El estudio más reciente, “Homeschool Progress Report 2009”, realizado por Brian Ray del “National Home Education Research Institute”, evaluó a más de 11.000 estudiantes EH. Se demostró que el educando promedio alcanzó 37 puntos porcentuales más, en exámenes de rendimiento estandarizados, que los alumnos de las escuelas públicas.

El segundo mito, sin embargo, es más difícil de tratar porque los niños que fueron educados en sus hogares, en cantidades importantes, en las décadas de 1980 y de 1990, recién en la actualidad tienen edad suficiente y están en condiciones de demostrar su éxito como personas maduras.

Las familias que optaron por la EH sabían que las críticas sobre la falta de socialización adecuada eran infundadas, porque tenían la experiencia de sus propios hogares. En parte, para abordar esta cuestión, en una investigación, la “Home School Legal Defense Asociation” encargó un estudio en 2003, titulado “Homeschooling Grows Up”, realizado por el Sr. Ray, para indagar cómo los niños EH llegaron a la edad adulta. El resultado fue una buena noticia para la EH. En todos los ámbitos de la vida, como la obtención de empleo, la satisfacción con la EH, la participación en actividades comunitarias, el voto, etc., los adultos EH resultaron más activos y comprometidos en la vida social, que sus pares de las escuelas públicas.

Hasta hace poco, “Homeschooling Grows Up”, era el único estudio que sobre la socialización de los adultos educados en el hogar. Ahora tenemos un nuevo estudio longitudinal titulado: “Fifteen Years Later: Home-Educated Canadian Adults” del “Canadian Centre for Home Education”. Este estudio relevó a los estudiantes educados en el hogar cuyos padres participaron en un amplio estudio sobre la EH en 1994. El estudio comparó a niños educados en casa, que ahora son adultos, con sus compañeros. Los resultados son asombrosos.

En comparación con la media de canadienses de entre 15 a 34 años de edad, los adultos EH eran socialmente más comprometidos (69 por ciento participó en actividades organizadas, al menos una vez por semana; lo que contrasta con el 48 por ciento del resto de la población). El ingreso promedio para adulto EH también es mayor; pero lo más significativo es que, mientras que 11 por ciento de los canadienses de edades de 15 a 34 dependen del Estado de bienestar, mientras que en ningún caso los adultos EH dependen del Estado como fuente principal de sus ingresos. Además, los adultos EH se mostraron más felices: 67,3 por ciento se describieron a sí mismos como muy felices; en contraste con el 43,8 por ciento del resto de la población. Casi todos los EH -el 96 por ciento- afirmó que la EH los había preparado adecuadamente para la vida adulta.

El nuevo estudio canadiense debería llevar a muchos críticos de la EH a reconsiderar su posición sobre el tema de la socialización. No sólo los educados en casa participan activamente en la sociedad, sino que también tienen éxito en todos los ámbitos de la vida. Muchos críticos creyeron, y algunos padres temían, que los alumnos de la EH no fueran capaces de competir en el mercado de trabajo. Pero el nuevo estudio muestra que se encuentran en una amplia variedad de profesiones. La EH no les ha cerrado las puertas en la elección de una carrera.

Los resultados son un gran estímulo para todas las familias que optan por la EH, y para los padres que están considerando esa la posibilidad. Si los educados en casa han sido típicamente identificados como de alto rendimiento académico, ahora también puede señalárselos como ejemplos de más plena socialización.

Tanto “Homeschooling Grows Up” como “Fifteen Years Later” demuestran ampliamente que los graduados de la EH son ciudadanos activos, comprometidos y productivos. Las familias que practican la EH son la vanguardia educativa en Canadá y los EE UU, y este nuevo estudio demuestra claramente que los padres que optaron por la EH están en el camino correcto.
~~~~~ o ~~~~~

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...