jueves, 22 de marzo de 2012

Problemas prácticos del homeschooling I

Publicado el 24 de enero de 2012 en el blog Paideia en familia.

~~~~~~~~~~~~~~

Después de llevar unos cuantos añitos metida en este "lío" del homeschooling, me atrevo a asegurar que esto no es lo que parece y que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia ja,ja...
Lo que quiero decir, es que empezar a educar en casa es relativamente sencillo, pero lo complicado es perseverar en ello, por lo menos de una manera digna, es decir con la alegría, entusiasmo e ilusión de los principios.
Es como todo....como la familia, la pareja, los amigos, la naturaleza, lo espiritual.... hay que mimarlo mucho: los detalles, el día a día, evitando la rutina, el aburrimiento.No hemos de permitir que el homeschooling nos axfisie o nos desborde, que se convierta en una cruz demasiado pesada, pues entonces tal vez no merezca la pena seguir y por ello hay que estar muy pendientes, para no llegar al agotamiento y al desencantamiento total, que terminarían por hacernos abandonar la empresa.
Cuando los niños son pequeños, yo siempre digo que tendría que ser OBLIGATORIO educar en casa...y con esto me refiero a niños no sólo de infantil, sino también de primaria. Sobre todo si tienen hermanos, hasta los 10 o 12 años aproximadamente, es maravilloso y bastante más fácil de lo que pueda parecer.
Se puede y se deben, respetar los ritmos de aprendizaje, pero esto es más sencillo cuanto más pequeños son. Personalmente puedo tener un analfabeto de seis años en casa y estar tan tranquila, pero ¡¡no uno de doce!!.
Yo necesito cubrir unos "mínimos". Si el de seis años, hace unas sumas, garabatea unas letras y ya se empieza a poner malito y sólo se le cura jugando el resto del día....bueno...pues puede pasar. Pero el de once tiene que cumplir con esos "mínimos", que en ocasiones le pueden llevar demasiadas horas y ¡ya tenemos el problema!.
El homeschooling no puede ser una cadena, porque para eso están las escuelas que mantienen a los niños todo el día bien ocupados en las clases y por la tarde en casa con los deberes. El homeschooling, bajo mi punto de vista, debería permitir a los niños tener cantidad de tiempo de calidad, o sea muchísimoooo tiempo libre: para el juego, para el silencio, la oración o la meditación, para desarrollar sus hobbies y aficiones, para compartir en familia, para hablar, para estar en contacto con la naturaleza, con los buenos libros, con los quehaceres domésticos, con la libre investigación etc...
Lo ideal es que la persona que pasa más tiempo con los niños, permaneciese la mayor parte del tiempo relajada ¿pero es esto realmente así?
Si la casa llega a convertirse en una escuela, hay un serio problema que solucionar.
Puede ser que el trabajo intelectual, se esté volviendo una obligación tediosa, aburrida, monótona. Que hay que trabajar de otra manera, con otro horario, otro ritmo, involucrar más al niño en su propio aprendizaje o por el contrario tomar nosotros las riendas una temporada, imponer más "disciplina" o menos todavía, tomarnos algún respiro, pedir ayuda...
Tiempo libreHace tiempo leí en el libro de Harvey y Laurie Bluedorn, (que han educado a sus cinco hijos en casa) algo así como que "El mejor colégio es el más parecido a un hogar y la peor educación en casa, es la que más se asemeja a la de una escuela."
Yo creo que con esta idea nos tenemos que quedar, aunque no es nada facil....
Continuará....

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...