lunes, 9 de julio de 2012

Consejos para crear ambientes preparados

Hace un tiempo Malena de Aprendiendo Matemáticas.com nos compartía este estupendo artículo:

******* ******* *******
María Montessori (1870-1952) en el desarrollo de su pedagogía a principios del siglo pasado introdujo el concepto de ambiente preparado. Para ella un ambiente preparado es un ámbito cuidadosamente organizado para que el niño se pueda mover con libertad de una manera autónoma y auto-dirigida.
Ella diseñó ambientes que respondían a las necesidades de desarrollo de los niños tanto en el aspecto social como en el emocional e intelectual. Dichos ambientes debían ser seguros y ordenados. Gracias a su simplicidad y belleza debían resultar atractivos para los niños.

Espacios cálidos e invitadores a la investigación por parte de los niños. Se organizaban por áreas de trabajo dotadas con estanterías que eran accesibles a los niños y estaban conformados con mesas adaptadas al tamaño de los mismos así como zonas abiertas para el trabajo en el suelo. El ambiente no contenía objetos que no pudiera utilizar el niño en su desarrollo.

En el año 1977, en Ecuador, Mauricio y Rebeca Wild fundan una escuela no-escuela, como a ellos les gustaba llamar, de nombre Pestalozzi. En ella crean ambientes preparados para niños de todas las edades: preescolar, primaria y secundaria. En su experiencia educativa, influidos por María Montessori y Piaget, consideran un ambiente preparado como un entorno relajado, carente de peligros activos y donde el niño puede tener una actividad espontánea alentado por un ambiente abierto, rico en elementos no estructurados, es decir que no tienen un objetivo en sí mismo, y otros estructurados. Parte del ambiente relajado es una combinación entre rutina y variación que facilita que el niño experimente la realidad de nuestro mundo cambiante. Esto se aplica también a la variación de objetos y personas y a la estructuración del tiempo.

Ambientes preparados en casa
En nuestras casas también podemos tener algunas pautas para tratar de proporcionar a nuestros hijos un entorno preparado que facilite su desarrollo emocional e intelectual. Aunque no podamos reunir todo lo que querríamos, sí que podemos adaptar nuestro hogar a la necesidades de nuestros niños.El ambiente cambiará en función de la edad de los niños y por tanto, sólo puedo dar algunas líneas generales:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...