sábado, 13 de julio de 2013

Guías activas

En casa nos gusta mucho aprender por temas o por proyectos ya sea a través de un cuento, de una unidad de estudio o de un proyecto más a largo plazo.

Las unidades que más nos gustan son las que tienen que ver de forma natural con la estación en curso. Empezamos a aprender así cuando mis hijos aún eran muy pequeños y leíamos cuentos, paseábamos y observábamos la naturaleza y sus cambios.

Nos encanta hacer manualidades y explorar con diferentes texturas y materiales. Quiero ofrecerles a mis hijos un abanico de posibilidades para aprender de manera natural, divertida pero eficiente a la vez y con diversidad de materiales, propuestas y juegos.

Así, poco a poco fueron naciendo dentro de mi cabeza las guías activas. Al principio era simplemente la idea de hacer un dossier para uso personal incorporando todas esas actividades que nos gusta hacer juntos pero de forma más organizada. Además con la ventaja que si ya lo tengo preparado no tengo más que planear que día queremos hacer tal actividad o incluso simplemente tomar la guía y ver que nos apetece hoy.



Para mi era una forma de ahorrarme trabajo de búsqueda por internet y en libros pero fue tomando la forma de un proyecto que me apetecía compartir y a la vez una forma de tener una pequeña entrada de dinero para algunos gastos de material o libros para los niños.

Así que en primavera me puse a pensar de que manera podía organizar una guía para que además de ser práctica fuera divertida y educativa. Me decidí por el formato de temas semanales y de una guía al mes. Los temas, como no podía ser de otra forma, tienen que ver con la estación e curso y nos proveen de actividades para todas las áreas de conocimiento así como para el juego sensorial y la experimentación científica entre otras cosas.



¿Como se usa una guía activa?

No es necesario imprimirla entera, simplemente podemos tomar nota de las actividades que nos interesen esa semana o la podemos visualizar en nuestro tablet. Hay suficientes para hacer una al día todos los días de la semana excluyendo el fín de semana. Aunque también se pueden hacer dos al día y repetir con alguna variación, eso puede variar en función de cada familia.

Primero es importante hacer una introducción al tema ya sea con una conversación, estimulando la curiosidad con preguntas, anotando si surjen más preguntas, leyendo algún cuento o alguna enciclopedia infantil.

Luego podemos mirar las actividades juntos y decidir cual queremos hacer.

El punto fuerte de las actividades que propongo es que se pueden preparar ( la mayoría) en un abrir y cerrar de ojos. Nada de pasarse horas buscando y nada de materiales complicados!

Además la mayoría de actividades son propuestas en forma de juego así que la diversión está asegurada. Siempre he pensado que el juego es el gran motor del aprendizaje y es una pena que a partir de primária esa forma de aprendizaje desaparezca si aún podemos sacarle partido muchos años!

El resto es imaginación, creatividad y seguro que os lo pasáis tan bien como nosotros y aprendéis un montón de cosas jugando.
 

Sylvia, niña curiosa convertida en mamá inquieta

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...