lunes, 7 de septiembre de 2015

Entrevista a homeschoolers adultos: Melissa



HS: Cuánto tiempo fuiste educado en familia

Fui educada en casa todos mis años de la escuela, desde preescolar hasta la escuela secundaria. Aprendí todo en casa, desde leer hasta geometría.

~o~

HS: Cuéntanos un día tipo durante tus años de Hs

La bendición de educarse en casa es que no hay ningún día típico. :) Pero todavía había muchos días “normales.” A ver si puedo acordarme de ellos . . .

Mi estilo de estudiar en casa cambió poco a poco mientras crecía. Tengo dos hermanos mayores —una hermana seis años mayor que yo y un hermano cuatro años mayor que yo. Entonces, cuando era más pequeña, hacíamos muchas cosas juntos. Hasta que mi hermana consiguió un trabajo de media jornada y pasaba más tiempo fuera de la casa. Y mi hermano, sus dos últimos años en casa, asistía a clases del programa Polytech en nuestra escuela secundaria local. Yo tenía más y más tiempo por mí misma, y así es cómo aprendí a trabajar sola.

En el 2008, mi hermana se fue para la universidad después de graduarse de la escuela secundaria. Dos años después, mi hermano le siguió. Ahora yo estaba sola en casa de verdad. Pero me encantaba. Me encantaba tener la libertad de hacer lo que yo quería cuando yo quería hacerlo. Mi padre trabajaba a jornada completa como pastor, y mi madre trabajaba a media jornada en una tienda  hasta mi último año o así de la escuela secundaria. Entonces hacía la mayoría de mi escuela la hacía yo misma: planeaba mi horario, hacía mis deberes, y los corregía. Las únicas cosas que no corregía eran mis exámenes. Hasta mis últimas semanas de la escuela en casa, mi madre corregía mis exámenes. (Se fiaba mucho, pero no del todo.) ;)

Entonces, de mis “años sola” como estudiante de la escuela secundaria en casa, un día típico era así:

6:30 – Levantarme
7:00 – Ir a correr
8:00-10:00 – Ducharme, desayunar, y pasar tiempo con Dios
10:00-1200 – Escuela
12:00-1:00 – Cocinar y comer mi comida
1:00-2:00 – Practicar piano
2:00-6:00 – Más escuela
6:00-7:00 – Cenar con mis padres
7:00-10:00 – Más escuela o tiempo libre
10:00 – Acostarme

También trabajaba en una biblioteca diez horas a la semana. Normalmente trabajaba tres horas después de la comida y hacía el resto de mi escuela más tarde en el día. 

~o~

HS: ¿Tienes algún tipo de titulación oficial? Cuéntanos cómo la conseguiste.

Sí. Tengo un diploma que mis padres me regalaron en mi graduación.

Mi mami usaba un programa que se llama Transcript Pro para mantener un registro de nuestras clases, notas, y créditos. Cuando solicitas entrada para una universidad, este expediente académico es lo que les da información útil sobre nuestras clases y currículas.

Para cada uno de nosotros, mis padres usaron un sitio profesional para diseñar y comprar nuestros diplomas: Homeschool Diploma.com. Mi mami (que sabe más sobre esto que yo) me dijo que en tanto que el diploma sea legítimo, las universidades o otros sitios tienen que reconecerlo por ley. En Pennsylvania, donde vivíamos los primeros dos años de mi vida, el estado requiere exámenes estandarizados en los grados tercero, quinto, y octavo. New Jersey, donde vivo ahora, no requiere nada así. Pero todas las universidades requieren o el ACT o el SAT (exámenes estandarizados necesarios para entrar el próximo nivel de educación) o otro exámen de ingreso.
Mis hermanos y yo superamos el ACT con buena nota.

~o~

HS: Mirando en retrospectiva, ¿qué tal te pareció la experiencia de aprender en casa?

No cambiaría un día de ella por nada el mundo. :) En serio, me encantó la experiencia de aprender en casa.

~o~
HS: ¿Cuántos idiomas hablas?

Dos, inglés y español. (Español es mi segundo idioma.) 

~o~

HS: ¿Tocas algún instrumento?

Sí. Toco el piano desde hace once años. Mi madre me empezó a enseñar cuando tenía 8 años. Cuando mi hermana se fue a la universidad (y mi madre no podía enseñarme nada más), empecé a tomar lecciones de la profesora suya, una mujer en nuestra iglesia que había estudiado pedagogía del piano. 

~o~

HS: En "el mundo real" se le dá más importancia a las calificaciones o a las titulaciones, pero no es así en el mundo homeschooler, dónde se suele valorar más las capacidades y los talentos de las personas. ¿Nos cuéntas cuáles son tus talentos? ¿Crees que haber sido educada en casa ha ayudado a que los desarrollaras?

Pues, mis “talentos” son los mismos como mis pasiones: la escritura y la música. (Tengo muchas más pasiones, pero no puedo reproducir todas en la manera de talentos.) Hace años desde que empecé a componer canciones en el piano. Tengo doce “Temas,” canciones cortas y sencillas; nueve o diez arreglos de himnos que he tocado en mi iglesia; y una variedad de composiciones originales.

También me encanta escribir. He estado escribiendo desde que tenía siete u ocho años. Lo que pienses, lo he escrito: poemas, historias cortas, novelas, obras, reseñas, artículos, y letras para canciones. Mi género favorito es la novela. Escribí mi primera novela entre el 2010 y 2012, sobre un agente del FBI, y en 2013 se publicó. Pasé el próximo año trabajando en una novela sobre un chico que vive en las calles de Kyev, Ukrania. Pero Dios cerró la puerta para esa historia hasta que tenga la información que necesito, y desde entonces he estado escribiendo el primer libro de una seria fantástica de cuatro libros.

Y sí, haber sido educada en casa decididamente me ayudó a desarrollar mis talentos. De hecho, educarme en casa es lo que hizo posible la publicación de mi libro. (Al final fue Dios quien lo hizo. Pero a nivel humano, mi educación flexible era responsable para la conexión con mi editor y el tiempo para revisar y publicar mi libro.) Terminé Trust and Deception (La Confianza y el Engaño) en abril de 2012. En junio, mi madre fue a una convención para los que se educan en casa. Allá vio un distribuidor de libros cristianos que se llamaba Finding Christ in Fiction (Hallando a Cristo en la Ficción). Conocí a la mujer que era la encargada del expositor, y me enteré que acababa de empezar su propia editorial. Hablaron sobre mi libro, y la mujer dijo que quería leerlo. Mi madre volvió a casa, me lo contó, y me dio su tarjeta de negocios. Di el formato a mi manuscrito y se lo envié a la editora.
Amazon.es
 Puedes adquirirlo en Amazon.com y en Amazon.es


Cuatro días después, recibí una respuesta de ella. Había leído mi manuscrito, le había encantado, y -como me dijo- sería su honor de publicarlo. Lloré. :) (Era mi sueño tener un libro publicado, pero nunca hubiera imaginado que pasaría tan pronto.) Así empezó la travesía de publicar el libro. Mi educación en casa me dio el tiempo que necesitaba para poder comunicarme con mi editora, revisar mi manuscrito, escribir los cambios que ella quería, y aprender cómo promocionar mi libro cuando se publicara. De hecho, salté mis estudios tradicionales por un mes para escribir y estudiar de una diferente escuela: un sitio de web para escritures que tiene videos educativos sobre promocionar, escribir ficción, y escribir no ficción. Pagué por un mes en la “academia de promocionar.” Aprendí mucho, y también empecé mi propia página  web.

Por eso estoy agradecida por mi experiencia de educarme en casa. Fue gracias a  la convención para “homeschoolers” que mi madre  conoció a la mujer que se convertiría en mi editor, y que mi horario era flexible lo que me permitía enfocarme en las cosas más inmediatos (como publicar un libro).

~o~

HS: ¿Formas parte de alguna asociación o colectivo organizado?

No ahora mismo, pero hasta que me gradué, sí. Durante todos los años de nuestra educación mi familia era miembros de una asociación llamada HSLDA, Homeschool Legal Defense Association (asociación de defensa legal para aquellos que se educan en casa). También por un tiempo, mi madre era parte de un grupo llamado WHCH, Warren Hunterdon Christian Homeschoolers. Las madres de las familias se juntaban el primer lunes del mes para charlar, escuchar una presentación, y sacar libros de la biblioteca. (Algunos libros necesarios para nuestros currículos eran difícil de encontrar, entonces el grupo tenía una biblioteca de libros y materiales específicamente para nuestros cursos.)

Y cada año, hay una gran convención para los que se educan en casa. Se llamaba SEARCH of PA (SouthEastern ARea Christian Homeschoolers of Pennsylvania). Cada año—cuando podían—mi madre y algunas amigas del grupo o de nuestra iglesia iban para pasar el día. Ofrecían talleres, materiales, y muchos libros para vender. Nosotros los hijos íbamos también para pasar un rato con nuestros amigos. (Esta convención es donde mi madre conoció a mi editora.)

~o~

HS: ¿Organizas a menudo actividades con tus amigos?

No realmente. Antes de irme para la universidad, los adolescentes de mi iglesia hacíamos actividades juntos. Y a veces, fuera del grupo, hacíamos cosas—ir juntos al cine,ver una película en casa, ayudar en la iglesia. Estaba contenta con esto y pasar tiempo con mi hermana cuando regresó a casa (al final se casó y se mudó a un apartamiento en el otro lado de mi pueblo).

Después fui a la universidad, y mi vida social cambió drásticamente. Ahora estaba con otras personas todas las horas de todos los días. A veces no me gustaba, pero en general estaba bien. Hice muchos amigos en mi dormitorio, en mis clases, y—claro que sí—en mi cuarto. (Y una nota: me adapté perfectamente bien a asistir a clases. Nunca antes me había sentado en una clase con otros estudiantes y un profesor al frente, entonces estaba un poco preocupada. Pero no me  supuso ningún problema. Ni con el horario, ni con la tarea, ni con nada de la vida de la universidad general.)

Porque estaba muy ocupada, no iba a muchas de las actividades de mi sociedad o cosas así que ofrecía la escuela. Pero todavía tenía una abundancia de oportunidades de pasar tiempo con amigos en maneras que nunca antes había experimentado: por la primera vez en mi vida, estudiaba con otra persona, compraba (y comía afuera) con personas de la misma edad, e iba a “eventos especiales” con chicos. Mis estudios no me permitía una gran vida social grande, pero todavía vivía (y vivo) como persona social.

~o~

HS: ¿Tus amigos son mayoría homeschoolers o schoolers?
y ¿qué te dicen cuando se enteran de que has hecho homeschooling?

Antes de ir a la universidad, la mayoría eran homeschoolers. En la universidad conocí a muchos amigos que fueron a la escuela tradicional, pero también a muchos que se educaron en casa.

¿Qué dicen? Si son co-homeschoolers, normalmente chocamos los cinco y decimos, “Eso es la mejor manera de hacerlo.” Cuando salgo a pasar tiempo con la gente—pasó una vez en la oficina del médico, de hecho—y menciona que me educaba en casa, la respuesta típica es “No me sorprende.” Casi cada vez que menciono que me educaba en casa, los otros me decía que lo suponía por  mis habilidades sociales. Dicen que son mejores que los de los estudiantes de la escuela tradicional. ¡Qué irónico! :)
~o~

HS: ¿Has realizado o realizas algún tipo de trabajo remunerado?

Si. Ya he mencionado que cuando estaba en la escuela secundaria, trabajaba en una biblioteca.

El verano antes de irme para la universidad, trabajaba varias semanas con mi vecina en su empresa, R&D Altanova, que fabrica placas de circuito. Era mi primera experiencia con el tráfico suburbano, el marco de la oficina, y todo el papeleo detrás de alguna empresa. Me encantaba, y aprendí mucho. (Y me pagaba bien.) :)


Mi segundo semestre en la universidad, trabajé en tres áreas: tutelaba el español, escribía para la oficina de comunicaciones, y acompañaba a amigos en el piano. Era una bendición de Dios que pudiera hacer como trabajo cosas que ya estaba haciendo y que me encanta hacer. ¡Me pagaban por hablar en español, escribir, y tocar el piano!

~o~

HS: ¿Te consideras un ser autónomo en cuanto a tus propias necesidades? 
. Después de vivir en la universidad por dos semestres, con la mitad del país entre mí y mis padres, aprendí que puedo sobrevivir (y aún desarrollarme) aparte de mis padres. Puedo ir de compras yo sola, pagar cuentas yo sola, tener reuniones importantes yo sola, trabajar yo sola, tomar decisiones yo sola, y viajar yo sola. Probé la independencia, y me encantó.

Este verano en España reforzó esos sentimientos. Con un océano entero entre mí y mis padres -y con comunicación mucho más limitada -continuaba la vida perfectamente bien. Con mi compañera de clase y las dos chicas con quienes estábamos viviendo, planeaba y cocinaba comidas, iba de compras, y trabajaba como profesora de inglés. Estas oportunidades (incluyendo  llamar a aerolíneas y agencias de seguro e ir al médico) no sólo me dieron práctica para la vida real pero me dieron experiencias verdaderas de la vida real. (Puntos extras para mi compañera y mí porque todo era en una cultura diferente con un idioma diferente. Si eso no edifica la independencia, no sé qué lo hará.)

~o~

HS:  Cuéntanos qué planes tienes para el futuro.

El primero que tengo, terminar mi educación. Después de un año de estudiar  música, cambié mi especialidad a inglés. Pero mi segunda concentración de español es la misma. Después de graduarme, no sé. Las cosas grandes que me sobresaltan son libros, ministerio, y español. Tengo un montón de libros que quiero escribir. También quiero servir en la iglesia local dondequiera que Dios me ponga. Con respeto al español, no sé. Podría vivir en los Estados Unidos y trabajar con la mucha gente de habla hispana. Pero después de haber vivido en España por un verano, quiero vivir allí. :) No sé lo que Dios tiene para mí. Pero está bien -no tengo que saber. Estoy contenta con vivir el momento ahora mismo y seguirle a Él donde me guie. Tiene un plan maravilloso, y como una niña abriendo un regalo, voy a descubrirlo poco a poco. ¡Qué ganas tengo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...