miércoles, 7 de septiembre de 2011

Encuentro de verano de ALE: Testimonio de Carmen Ibarlucea

Esta es una crónica, muy personal, de lo que viví durante tres días en un albergue de Gandia.


El pasado fin de semana, el primero de septiembre, tuvo lugar el X encuentro de la Asociación para la Libre Educación, que se acerca a sus 9 años de existencia. Yo llevaba sin acudir a un encuentro de ALE unos cuatro años, de modo que durante el viaje sentía una mezcla de añoranza y de miedo. Pero al llegar, lo que sentí verdaderamente fue soledad, no conocía a nadie. En cuatro años han cambiado las personas y era extraño ser tan ajenos a aquel encuentro, habiendo sido socios fundadores de ALE, pero allí nadie lo sabía. Y me sentía como me siento cada día siendo madre de dos hombres adultos que vuelan solos por el mundo, contenta de haber dado origen a algo bueno, triste por no ser ya parte importante de ello. Pero la vida es como debe ser, y allí estaban las personas que deben estar, las personas que están educando a sus hijos en casa y que tiene muchos años por delante para afrontar ese desafío.


Era un encuentro ambicioso, sin lugar a dudas el más ambicioso de la historia de ALE, y desde mi punto de vista, como visitante externa, ha sido todo un éxito. Desde aquí quiero felicitar a las personas que lo idearon y que han lidiado con la organización pues han logrado crear un espacio acogedor. El desafío era doble, por un lado encontrarnos con asociaciones europeas (y la HSLDA, la mayor organización estadounidense, con unos 80.000 socios) para tener una idea de primera mano de la situación en otros países (de esto pueden leer algo más en el blog "la opción de educar en casa") y de otro lado lograr un acercamiento a otras entidades del estado que hasta ahora mantenían posturas alejadas.

En el encuentro había algo más de 300 personas entre grandes y pequeñas, muchas familias con bebes, creo que nunca había visto tantas madres amamantando juntas en toda mi vida, y muy pocos adolescentes, aunque se fueron sumando a lo largo del viernes y el sábado. Dado que dentro del encuentro se desarrollaba el congreso internacional, con representación de 11 países europeos y personas de todos los rincones de la península ibérica, uno podía escuchar al pasear por los espacios comunes conversaciones en multitud de lenguas, aunque indudablemente el castellano y el ingles eran las más usadas.


Durante todos los días hubo un horario apretado de actividades, aunque se iban acomodando (el programa inicial solo se respeto el sábado, durante el desarrollo del Congreso Internacional y debido sobre todo al uso de la traducción simultanea), por mi deformación profesional lo primero a lo que acudí fue al cuentacuentos. Me encantó. La presentadora era una niña de unos 11 o 12 años, que con mucha desenvoltura iba presentando los cuentos que habían preparado una mamá de Ibiza y su hijo de seis años y que contaban en público por primera vez. Los cuentos eran todos literarios (o sea, no eran de la tradición oral) y para edades prelectoras, y los iban contando al tiempo que mostraban las ilustraciones, y era claro que habían sido elegidos por su ternura y sencillez. Mis más sinceras felicitaciones pues lograron conectar con todos los presentes.

Había charlas y talleres de lo más diverso, casi todo el tiempo de forma simultanea, por lo que se hacia imposible estar en todas partes... y conversar. Yo en más de una ocasión me propuse acudir a algún taller, pero luego me lo perdí por que estaba demasiado a gusto conversando con alguna nueva amistad. Tuve el placer, inmenso, de conocer a Rocío, la que fuera última redactora del boletín en papel de "Crecer sin escuela". Fue una sensación muy curiosa después de tantos años y de tantos malentendidos ponerle cara; obviamente yo no era nadie para ella antes de este 1 de septiembre. Conversamos mucho y creo, es mi esperanza, que acercamos posturas.

También pude conocer a Eva, la autor del blog "aprendiendo a ser", una mujer muy dulce con la que compartimos una de las comidas y fue tan, tan agradable que me quede con ganas de más. Fue después de la charla de Clonlara School, que estaba prevista de 12h a 13h, pero que se prologo hasta las 14:00... y le pusimos fin pues nos llamaban a comer. Y he conversado con multitud de familias a las que no pongo nombre y recién ahora me doy cuenta.



Por la tarde estuve en la charla informativa que ofrecía el representante de la Coordinadora Catalana, Lluis Vives, un viejo amigo. Y esa fue otra reunión que se alargo más de lo previsto y que se junto con la charla del representante de "Crecer sin escuela" Julio Fernández, uno de los pioneros de la EeF. De modo que estuve en la misma sala, en el mismo asiento durante ¡cuatro horas!

De la charla de Lluis Vives lo más destacado fue el debate posterior a su intervención. Siempre me resulta sorprendente como prejuzgamos a los demás tan rápidamente, y había quienes acusaban a la Coordinadora de ser poco horizontal y poco respetuosa con las posturas de los demás y de poner en riesgo a las familias de todo el estado. Lluis explico que la Coordinadora agrupa a unas 70 familias, que estas familias saben que hay familias en Cataluña que están fuera de la Coordinadora y que no quieren la regulación, pero esas familias, hasta donde ellos saben (por conocimiento directo) no son más de diez, por lo que las setenta familias de la Coordinadora se sienten legitimadas para acercarse a las administraciones publicas a negociar un reconocimiento legal. Dado que las competencias en materia de educación están traspasadas, lo que se decida en Cataluña solo afecta a quienes residen en Cataluña, y en el resto del estado, las familias de cada comunidad pueden establecer puentes o cerrar puertas, según decidan autónomamente.

Una madre gallega explico como en esa comunidad se hizo necesario movilizarse y acudir a hablar con los parlamentarios para que no incluyeran en la nueva Ley, una cláusula que penara la no escolarización. Indudablemente es un caso diferente al de Cataluña, pues las familias catalanas se movieron, e hicieron saltar la libre, para ser incluidas en la ley. Y como admitió Lluis Vives, ante la pregunta de uno de los miembros de ALE; de no haberlo hecho seguramente ahora permanecerían en el mismo limbo legal que el resto de familias del estado español.

No quiero que nadie se llame a engaño sobre mi postura al respecto, que se ha mantenido invariable a lo largo de estos nueve años, somos una familia (pues nuestros hijos comparten la misma opinión) pro reconocimiento legal, aunque esto le pueda resultar contradictorio a quienes nos conocen y saben que si debemos etiquetarnos (Juan Carlos y yo), nuestro cartel diría "anarquistas cristianos", sin embargo, y dado que existe un estado organizado en el que vivimos, desde el comienzo de nuestra andadura hemos optado por ser pragmáticos en este punto.

La charla de Julio Fernández fue muy vivencial, nos contó como llegaron a la conclusión de que debían educar en el hogar a su hija mayor, actualmente de 26 años de edad, gracias al contacto con Elsa Haas y como ello había dado lugar a la agrupación informal "Crecer sin escuela" que organizaba encuentros de nueve días de duración, reuniendo a más de 60 o 70 familias. Esta agrupación se apago con el nacimiento de ALE aunque nunca han hablado sobre ello.

El sábado fue el día más intenso, intelectualmente y emocionalmente. Por un lado los diferentes testimonios de los participantes europeos que se prolongaron hasta las ocho de la tarde, aunque quien cerraba era el representante de Estados Unidos, pero para hablar de como su organización se ha involucrado en el apoyo a las familias perseguidas en cualquier parte del mundo, y para contar en concreto como fue posible que una familia alemana obtuviera el asilo político en USA, por educar sin escuela. Por otro lado para mi fue el día de los reencuentros y de buscar la paz. Y por fin estaban allí algunas de las familias con las que emprendí el camino de la educación en el hogar, y teníamos que ponernos al día de las novedades, contarnos en que andaban nuestros hijos, era volver a lo de siempre, los hijos en el centro de la conversación. Pero también tuve tiempo para conversar largamente con personas que mantenían posturas contrarias a la mía en el punto de la ley, y reconocer que "eso" no lo es todo por lo que no hay que esforzarse mucho para encontrar lazos de unión.

Para cerrar la noche, tras la cena, se convoco una reunión-debate que en el programa aparecía prevista para el viernes a las 20:00 "Regulación: ¿sí o no?" pero que debido a que todo se iba prolongando en el tiempo había quedado sin espacio; no voy a mentirles, es cierto que me dolía la cabeza de andar con los cascos puestos, de conversar o estar en talleres (como el que se impartía sobre la pedagogía montessori), pero sobre todo mi animo no estaba disponible para el conflicto. Tenía tan buen sabor de boca que no quería irme del encuentro recordando palabras duras, y cobardemente me abstuve de participar. Por lo que me ha contado Juan Carlos Vila, la primera hora del debate se fue en clarificar algunas nociones básicas sobre la Constitución, sobre la ley y sobre las sentencias del Tribunal Constitucional (2011 y 1996) (ver http://madalen.wordpress.com/category/jurisprudencia/), para luego dar paso a un debate que clarificara cual es la postura mayoritaria. Estaba presente la familia que se encuentra citada ante fiscalía para el 9 de septiembre, ellos abogaban por la buscar el reconocimiento legal pues argumentaban que cuando tienes miedo de perder a tus hijos, la libertad total para educar, ya no parece una cuestión tan fundamental. No todo el mundo compartía su punto de vista.

Lo más relevante del encuentro en realidad son sus consecuencias. Así lo anuncio el actual presidente de la asociación, Daragh McInerney, al cerrar el congreso internacional, la idea es que de la semilla de esta reunión veraniega nazca una federación de asociaciones a nivel europeo que de más fuerza al movimiento.

Si han leído hasta aquí les doy las gracias por su paciencia y por su capacidad de atención. Reitero mi gratitud a ALE por la cortes invitación, y especialmente a Daragh McInerney por su exquisito trato a todos los presentes.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
ESCRITO POR...

Ipe, de nombre oficial Carmen Ibarlucea trabaja como narradora oral y tiene algunos libros publicados. Ha educado a sus hijos, ya adultos, en familia durante sus últimos 8 años de estudios.

Puedes leerla en su blog: www.carmenibarlucea.info
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...