martes, 20 de septiembre de 2011

Proyecto sobre la caída de las hojas

Estamos en el límite entre verano y otoño y muy cerca del momento en que caerán las hojas de muchos árboles preparándolos para el invierno y transformando así nuestro paisaje, ya sea en zonas urbanas o rurales. Os propongo una sencilla actividad de observación y anotación para comprobar cómo va cambiando día a día la naturaleza de nuestra zona y que también puede ser una buena forma de iniciarse en el mundo de los árboles, que tan rico y amplio es. Con niños pequeños también puede servir para empezar a conocer las diferencias entre árboles de hoja caduca y árboles de hoja perenne y qué árboles de su entorno pertenecen a uno u otro grupo.

Para empezar la actividad lo primero será dar un paseo por la zona y elegir los árboles o grupos de árboles que queremos observar en el estudio, procurando que sean de diferentes especies y que incluyan tanto árboles de hoja caduca como de hoja perenne. Podemos escribir el nombre y situación de cada uno en un folio para guardarlos en una carpeta o dedicarle 2-3 hojas de un cuaderno; (por ejemplo, "El abeto del jardín de la abuela", "el aliso frente a la farmacia", "el arce japonés de la entrada de la estación", "los tres cipreses junto a la fuente del parque", etc…). Si tenemos intención de seguir observando los árboles a lo largo del ciclo de todo un año la mejor opción es un archivador de anillas para ir añadiendo cuantas hojas necesitemos.

Para identificar el nombre de los árboles podemos recurrir a algún manual de la biblioteca o buscando en internet.

Después simplemente bastará con acercarnos cada día a los árboles, observarlos y anotar los cambios que vayamos apreciando o escribir si lo vemos igual que el día anterior; si cambian las hojas de color o vemos que hay hojas secas en el suelo, si han aparecido o desaparecido frutos o bayas, y cualquier cambio que apreciemos visualmente.



Podemos ilustrar cada árbol en nuestras anotaciones pegando una hoja caída de él o incluyendo un dibujo o fotografía del mismo.



Así veremos cómo los árboles van cambiando de cara al otoño y al invierno, el diferente ritmo de cada especie y seremos más conscientes de lo que nos rodea. Y también será un perfecta excusa para pasar diariamente un tiempo al aire libre. Además si uno disfruta con ello puede ser  el primer paso para introducirnos en el estudio de cada especie arbórea (hábitat, historia, utilidades para el ser humano, utilidades para otros seres vivos, etc...).

{Las fotografías son propiedad de la autora del artículo} ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
ESCRITO POR...

Marhya es técnica especialista en explotaciones agropecuarias y técnica en instalación y mantenimiento de jardines.

Su web desde hace más de 4 años es www.enmilbatallas.com y desde hace 8 vive en un pequeño pueblo castellano.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

2 comentarios:

Alana dijo...

Marhya, gracias por la propuesta! nos ha inspirado este proyecto con los árboles que crecen en el río cercano a casa:

http://nensdecolors.blogspot.com/2011/09/benvinguda-tardor.html

un abrazo

Marhya dijo...

Alana, me alegro muchísimo. Gracias por comentarlo, me hace ilusión saberlo.
Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...