lunes, 28 de noviembre de 2011

Laura Mascaró en La Gaceta de Intereconomía

Otra noticia más que nace a raiz del II Congreso Nacional y I Internacional sobre Educación en Familia. Como en las anteriores, vuelve a girar en torno a tres aspectos: la necesidad de la regulación de esta opción educativa, el flexischooling como modo de regular esta opción educativa y se vuelve a hablar de control y supervisión a las familias homeschoolers a través de las palabras de Thomas Splieger.

Siguiendo el enlace se puede acceder a dejar o leer los comentarios.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Las familias que educan a sus hijos en casa defienden que con este método se obtienen mejores resultados académicos y piden que se legalice esta alternativa del aprendizaje.
27 NOV 2011 | G. Sánchez de la Nieta

La clase donde aprende el hijo de Laura es el cuarto de estar de su casa. El patio es el pasillo, la profesora, su madre. Niños que crecen de forma diferente, con jornadas más anárquicas, sin la tensión por los exámenes aunque con un ritmo que marca de forma rigurosa las tareas. "Mi hijo sabe las mismas materias que sus compañeros y a pesar de la 'leyenda urbana' que siempre se ha difundido, mi hijo no tiene ningún problema para relacionarse", explica Laura Mascaró, abogada y madre-profesora que acaba de participar en el Congreso sobre Homeschooling que se acaba de celebrar en la Universidad de Navarra. "Todo lo contrario, mi hijo sabe relacionarse con gente de todas las edades. A veces se viene conmigo al juzgado o me acompaña al banco", explica.
Aunque en España es un fenómeno incipiente, este sistema ya tiene cerca de 2.000 seguidores que optan por no llevar a sus hijos al colegio. Muchos padres se afilian a grupos como la Asociación para la Libre Educación (ALE), que lleva años tratando de avanzar en la legalización de esta alternativa. El homeschooling es una realidad regulada en toda Europa excepto en Alemania -por un decreto del III Reich todavía vigente- y en España -donde existe un vacío legal-. "Estamos más cerca de la prohibición que de la permisión", dice Mascaró. La Constitución ampara este modelo en el artículo donde desarrolla que la enseñanza básica es obligatoria y gratuita; a su vez, la legislación española obliga a escolarizar a los niños desde los 6 hata los 16 años.
Los motivos para escoger esta opción son muchos y muy variados: desde la defensa de la identidad cultural —el típico caso de los Amish en EEUU— hasta la minusvalía física, pasando por familias obligadas a cambiar continuamente de domicilio. Valentín Martínez-Otero, psicólogo y pedagogo, explica que “mientras persistan problemas como la violencia o el fracaso escolar, no sorprende que algunos padres se organicen para educar en casa”. Además, Mascaró está convencida de que muchas familias optan por este método porque "la educación es muy personalizada y con menos esfuerzo consigues muchos mejores resultados".

Thomas Splieger, de la de Friedensau University de Alemania, explicó durante el Congreso que “la educación en el hogar, controlada o supervisada, no limita los derechos de nadie ni afecta al bien común”. El experto alemán se mostró de acuerdo con la combinación del homeschooling y la educación escolar y afirmó que “puede ser positiva cuando combina ventajas en lugar de limitaciones. Este podría ser el caso si el homeschooling se aplicara cuando la educación en el colegio falla y viceversa, lo que requiere una actitud de apertura a las dos opciones”.

Sin embargo, muchas familias se encuentran con problemas a nivel legal. "En mi caso, mi hijo está en la etapa obligatoria y de momento no me han perseguido. Pero sé que hay muchas familias que han tenido problemas", dice Laura. En 2008, el juzgado de instrucción de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) imputaba a los padres de un niño de 11 años por no escolarizar a un menor y optar por la enseñanza que le proporcionaba un profesor en casa. El juzgado sancionaba a los padres por obstaculizar "la escolarización, que es un deber y un derecho irrenunciable que debe protegerse".
Christine Brabant, de la Universidad de Louvaine, señaló durante el Congreso que “la educación escolar y la educación en casa se desarrollan en diferentes contextos en los que se encuentran soluciones diferentes a problemas distintos”. “Si unos padres quieren educar a sus hijos en casa y crear herramientas de homeschooling, la pregunta no es si el gobierno debería permitírselo o no. Es cómo será apoyado y qué normas regirán su práctica. Es un reto gobernativo”, afirmó.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...