lunes, 30 de enero de 2012

Homeschooling y acceso a la titulación

Una de las mayores preocupaciones de los padres que deciden educar en casa es, como la de todos los padres, el futuro de sus hijos.

Y, aunque la escuela no garantiza en absoluto una buena formación o la consecución de la titulación ESO (pues hay que tener en cuenta las cifras apabullantes del fracaso escolar en este país), la posibilidad de acceder a esta titulación y, en el caso de que el estudiante lo desee, acceder a estudios superiores, es una cuestión que los padres homeschoolers tienen muy presente, pues desean dar a sus hijos todas las ventajas de una buena educación e igualdad de oportunidades a pesar de que las instituciones lo dificulten.

Debemos destacar que, ahora mismo, los niños educados en casa sufren una injusta discriminación respecto a sus iguales. A los niños homeschoolers el sistema les impide acceder a los títulos en igualdad con los otros niños. Partiendo de esta realidad los estudiantes homeschoolers tienen hoy varias opciones todas muy interesantes y hasta ventajosas.

Hoy por hoy los exámenes de acceso a la titulación básica penalizan a los niños educados en casa, impidiéndose que puedan examinarse cuando estén preparados, sea a la edad normal o antes, siendo solamente previsto que lo hagan de la ESO a los 18 años y de Bachillerato a los 20. Es decir, si decidimos continuar educando en casa, nuestros hijos pueden acceder a la titulación necesaria para incorporarse a la vida laboral, los estudios universitarios o de formación profesional simplemente presentándose a las pruebas dos años después que los niños escolarizados.

Eso, podriamos pensar, que supone una pérdida de dos años. Sin embargo yo soy de la opinión contraria. En casa nunca se cesa de aprender y disponer de dos años adicionales puede ser muy útil para complementar la formación de nuestros hijos con el estudio en profundidad de idiomas o de las áreas en las que deseen posteriormente especializarse. Existen además cursos de todo tipo para complementar la formación de un adolescente o un joven alternativas a la educación reglada. La madurez que adquirirán esos dos años adicionales les va a permitir, además, estar más seguros a la hora de elegir una carrera profesional y unos estudios superiores.

Debo añadir, además, que se espera que en los próximos años el gobierno afronte una modificación de la Ley Orgánica de Educación y no sería de extrañar que se incluyan exámenes libres de acceso a las titulaciones sin penalización de edad.

De todos modos, teoricamente pueden, en cualquier momento antes de los 16 años reincorporarse al sistema escolar y terminar Secundaria. Esto ya ha venido sucediendo en estos años como salida para los niños que desean hacer el Bachillerato o un Formación Profesional en el sistema oficial español. La ley contempla que el niño en edad de educación obligatoria sea aceptado de nuevo en el sistema directamente. En algunos casos se está proponiendo que los niños ingresen un curso por debajo de su edad, algo claramente injusto y que solamente tendría sentido si no tienen el nivel adecuado para seguir su curso. Esta medida es necesaria en algunos casos, pero no en el de los homeschoolers. Está originariamente pensada para jóvenes sin formación y con problemas para entender el idioma, pero, incluso en esos casos, lo habitual es procurar que el niño, entre en su curso y reciba apoyos educativos en el aula o en un grupo de diversificación, tratándose normalmente de menores inmigrantes. En el caso de los niños educados en casa parece, en principio, una medida discriminatoria que, lógicamente, los padres deben exigir que sea claramente motivada. Normalmente los niños educados en casa podrían incorporarse a su grupo de edad perfectamente.

La legislación española prevee el homeschooling , pero solamente lo permite en casos específicos a través del CIDEAD, donde se aceptará a los niños que vivan en otro país, a los que sean de una familia demostrablemente itinerante por necesidades laborales o a los que desarrollen una actividad deportiva o artística incompatible con la escolarización presencial. Cambiar la residencia a otro país sería una forma de acceder al CIDEAD, aunque, en la mayoría de los casos, el tipo de pedagogía y la organización de los estudios son considerados demasiado rígidos y las familias descarten que sea la mejor opción para sus hijos.

Muchos homeschoolers españoles han optado por matricular a sus hijos en escuelas homologadas en otros países que ofrecen la modalidad de estudio a distancia. Es decir, ejercen, al menos en teoría, el derecho a matricular a sus hijos en un colegio homologado de otro país. En algunos países la homologación de los títulos está reconocida directamente, en otros existen acuerdos que permiten solicitar igualmente la homologación. En principio esta debería concederse sin problemas siempre que los estudios cursados sean, efectivamente, equivalentes en materias y créditos, una cuestión a la que las escuelas deben prestar mucha atención.

El mayor problema, de nuevo en teoría, debería encontrarse con la homologación de estudios parciales y no de titulaciones. En el caso de Estados Unidos no existe el equivalente a nuestra ESO, y el único título es el de High School, que equivale a nuestro Bachillerato. Por ese motivo los problemas para la homologación podrían, realmente, presentarse unicamente en el primer caso, pero no en el segundo, aunque de hecho, son muy pocos los títulos de High School homologados hoy por hoy. Si se llegara a detectar que se está penalizando conscientemente a estos estudiantes, negándoles una convalidación que cualquier otro estudiante que curse sus últimos años en USA obtendría sin dificultades, nos encontraríamos con una situación, de nuevo, discriminatoria y que atentaría contra los derechos de estos niños. Pese a lo dicho, si existe un caso, al menos, en el que se convalidaron estudios parciales y la estudiante recibió su título de Secundaria para acceder, como deseaba, al Bachillerato en España.

En resumen, la obtención de un título equivalente al Bachillerato español y homologable es válida y es de esperar que, en el próximo año, en el que habrá nuevas solicitudes, podamos saber si existe la voluntad de dificultar la opción del homeschooling negando las convalidaciones o si, por el contrario, primará la lógica y se tratará a estos estudiantes con justicia y equidad. Personalmente soy optimista, ya que, aunque hasta ahora nos hemos encontrado con una posición ideológica del partido del gobierno muy contraria a la liberdad en materia de educación y especialmente hostil con el homeschooling, se trata de una cuestión que estoy segura que debe cambiar.

Sin embargo, si nosotros mismos nos "desescolarizamos" podemos darnos cuenta que el objetivo, pese a que sea lógico que queramos que nuestros hijos tengan la opción de estudiar en una universidad española si lo desean, es realmente otro superior, el que ha sido siempre el principal: ofrecerles una educación de calidad, adecuada a sus intereses, flexible, personalizada, respetuosa y libre.

Asi que, si todo se tuerce y no pueden acceder a la universidad española por los prejuicios y las medidas disuasorias de quienes pueden permitírselo, tendremos que darnos cuenta que un sistema tan injusto no es el que merece recibir a nuestros hijos. Existen otras opciones de calidad, y son las universidades de otros países o los estudios no reglados.

Es importante tener en cuenta que los niños titulados en USA van a poder acceder, con un nivel de idiomas adecuado y un buen curriculum, a otras universidades europeas y americanas. Es posible, incluso, solicitar el ingreso en universidades españolas mientras el título está en proceso de convalidación y comenzar los estudios universitarios de este modo, lo que podría "forzar" que las convalidaciones no se nieguen o demoren injustificadaemente.

Incluso, como ya están haciendo bastantes homeschoolers españoles, es posible ingresar en la magnífica OPEN University, donde pueden conseguir una titulación universitaria de prestigio y con una configuración de estudios y organización realmente de calidad y flexible. Con un grado en la OPEN podrán, si es que quieren, ingresar directamente en estudios de postgrado españoles, cosa que ya ha sucedido. A la OPEN University se accede sin selectividad e, incluso, es posible solicitar ingreso siendo menores de edad con una prueba de madurez y no teniendo el título ni de High School ni de Bachillerato conseguido todavía. Es decir, no hay razones para temer que el homeschooling impida a nuestros hijos tener estudios universitarios ya que hay muchos caminos posibles y viables para lograrlo.

Ofrecer a los niños educados en casa una educación superior puede que suponga un esfuerzo adicional, pero es completamente factible y no hay razón para que no puedan desarrollar su formación en la Universidad si lo desean.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
ESCRITO POR...

Mireia Martín es profesora de Historia, escritora y madre homeschooler. Además es coautora del libro "Una nueva maternidad" editado por Ob Stare.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

1 comentario:

Anónimo dijo...

Tengo dos hijos uno de casi 7 años y otra de 2, y practicamos la educación en casa (es decir no escolarizamos, y los enseñamos en familia). Tomé la decisión de apuntarlos en una escuela a distancia por la presión de servicios sociales y porque me veía desbordada y desorientada con el tema; me daba miedo que mi hijo fuera retrasado respeto los otros niños de su edad o que no lo estuviera enseñando adecuadamente. Contacté con Clonlara School España, mas específicamente con su director actual (Juan Carlos Vila), le comenté mis desconfianzas de la escuela online, y mis miedos a no ser bien atendida o quedar “colgada” y no saber donde acudir al ser a distancia. Me comentó que esto era una escuela seria que tenían especial prioridad por las personas, etc. A partir de aquí llegan los incumplimientos. Pagué la matrícula en agosto y me dijeron que inmediatamente me mandarían el papel conforme estaba inscrito en Clonlara, la tutoría i currículum me lo mandarían en septiembre. Esperé hasta principios de septiembre y llamé, me dijeron que el Sr. Vila había cogido las vacaciones en septiembre y se pondría inmediatamente a enviar currículums y resto de material. En octubre no me mandaron nada, llamé otra vez, más largas que lo recibiría todo inmediatamente que lo de la tutora es problema de estados unidos que aun no han hecho las asignaciones. La primera semana de noviembre tenemos tutora, pero aun no tenemos material ni nada... no sabia ni como ponerme a hacer los informes que teníamos que enviar dentro de 15 días... la situación era un poco exasperante ya que hemos pagado mucho, mucho dinero y llevo desde agosto sin ningún servicio... llamo y me cuesta que me cogen el teléfono, los mails no me han respondido ninguno (el spam no se me borra automáticamente, siempre me llegan todos los mensajes). Muchas familias se han encontrado igual, sin notas de los cursos de hace un año, sin informe de matriculación, etc. En vista de todo esto, y viendo que si continuaba aquí podía ser perder el tiempo (ya que había posibilidades que al final ni me mandaran las notas e informes de mi hijo, e ir continuando reclamando documentos, y perder mas tiempo en el proceso que en la enseñanza…) opté por pedir que me devolviesen el dinero ya que sentía demasiadas desconfianzas con la escuela como para poder seguir. Mi principal sorpresa fue la contestación; en esta escuela el director dicen que no actúa como director sino como “traductor” y que ellos no pueden hacer nada al respeto, que todo lo lleva USA. Cuando se trata de cobrar, y apuntar-te ellos lo pueden hacer, pero cuando se trata de enviar materiales, asignar tutor, y otros problemas lo lleva todo USA y ellos se desentienden. Más tramites, mas largas, más días… Al final la contestación; solo me pueden devolver el 50% de la matricula porque dicen que ya ha empezado el curso ¿?, y que ya he utilizado el servicio. Cuando pregunto que qué servició, me dicen que he enviado 2 mensajes a la tutora (pidiendo como empezar ya que no tengo nada de material ni información, y pidiendo la asignación de un tutor). ¿Estos dos mensajes cuestan 400 euros? Y otra cosa, si te quejas del servicio con insistencia y cuentas tu caso corres el riesgo que te borren de la lista de distribución como ya le ha pasado a otros padres y así no te puedes comunicar con los demás miembros de Clonlara. Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...