lunes, 13 de agosto de 2012

¿Escolarizar en familia es una opción para ricos?

Priss González responde en su blog a esta pregunta.



Educar sin escuela es una opción para ricos

Mucha gente tiene esta impresión, ya que desde su perspectiva, privar a la familia del sueldo de uno de los padres para que se encargue de los niños durante todo el día, es un lujo que sólo los ricos pueden darse.

Hagamos algunos números:

Supongamos que yo trabajara ocho horas fuera de casa en un empleo equis, y que mi sueldo fuera de unos $8,000 pesos mensuales (el equivalente a unos 600 dólares) De ese dinero, yo tendría que restar algunos gastos significativos al mes:
  • Necesitaría una empleada doméstica para que se encargara del mantenimiento de la casa, ya que yo no estaría la mayor parte del día.
  • Suponiendo que tenemos un segundo auto para mí, el cual también implica otros gastos, tendríamos que considerar la gasolina de ir y venir todos los días a la escuela y al trabajo.
  • También tengo que considerar que muchas veces no voy a poder llegar a tiempo a cocinar y que vamos a tener que comprar comida ya hecha.
  • También tengo que pensar en una niñera o en alguien que me ayude a cuidar a los niños, considerando que no voy a llegar a tiempo por ellos a la escuela, o que en la tarde tenga que regresar a la oficina.
  • Y por supuesto que tengo que incluir los gastos de la escuela de mis hijos. Pensando que ahora no van a la escuela y no tenemos ese gasto, si yo comenzara a trabajar, tendría que dedicar parte de mi sueldo para cubrirlo. Basándome en este estudio, y considerando que enviara a mis hijos a una escuela de gobierno (por aquello de ahorrar dinero, no por la calidad), tendría que gastar $ 2,000 pesos anuales por niño. Es decir, $ 6,000 pesos por mis tres hijos. Esto sin considerar todo el material para tareas, proyectos especiales, eventos, festivales, excursiones, cooperaciones, convivios, refrigerios, etc., que significan un gasto durante el año escolar. Redondeando, digamos que tendría que gastar unos $10,000 pesos anuales por mis tres hijos. Si divido ese gasto entre doce meses del año, tengo un gasto de $ 835 pesos mensuales, que también debe salir de mi sueldo.

Quiere decir, entonces, que el 72% de todo mi ingreso mensual estaría destinado a suplir los gastos necesarios para que yo pudiera trabajar y para que mis hijos pudieran ir a la escuela. Y esto sin considerar el desgaste físico, mental y emocional por el estrés de andar de aquí para allá todo el tiempo, las consultas y medicamentos (porque seguramente nos enfermaríamos más seguido), y un largo etcétera.

No sé cómo lo veas tú, pero en mi caso, enviar a mis hijos a la escuela para salir a trabajar es un lujo que yo no podría darme.

Sigue leyendo el artículo en su blog.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...