viernes, 25 de abril de 2014

Irene Briones y su propuesta reguladora del homeschooling

Artículo con la propuesta de regulación de Irene Briones, de la que hablamos hace unas semanas con motivo de la presentación de su libro: Educación en familia. Ampliando derechos educativos y de conciencia. 

  • Podeis leerlo en su ubicación original clicando sobre la imagen.


ESPAÑA. La principal responsabilidad en la educación la tienen los padres, son éstos quienes deben saber elegir la escuela en la que será formada la mente y la conciencia de sus hijos, llegados a este punto, algunos prefieren una alternativa a la escolarización, el ambiente de familia como propulsor del desarrollo personal y académico.

En algunos supuestos constituye una opción libre y directamente pretendida y, en otros, los padres que no pueden costear la financiación privada, asumen el reto de resistir los costes de la educación en casa, para ofrecer a sus hijos un sistema alternativo a otro que hace aguas, y también para hacer frente a la profunda crisis moral de la sociedad.
Aunque algunos padres puedan objetar a la evaluación de sus hijos, el mejor interés del menor exige un control.
Entre los requisitos mínimos de inspección estarían:
  • Que al menos uno de los progenitores tenga estudios superiores y pueda estar con los menores en casa, y/o la existencia de un tutor con la cualificación académica requerida.
  • Seguir lo establecido en la LOMCE sobre los currícula interdisciplinares, pero respetando el método flexible y personalizado del homeschooling, de modo que se aplique el principio de igualdad y calidad en la enseñanza para todos los menores, pero también la doctrina del “trato específico”.
  • Evaluaciones académicas atendiendo al nuevo sistema de la LOMCE, que las prevé en cada etapa. Para no irrumpir en la vida privada y familiar con una visita al domicilio, las pruebas deberán realizarse en establecimientos escolares públicos o privados, o a través de una aplicación informática oficial.
  • En el caso de no lograr las competencias necesarias, se debe conceder un tiempo para recuperar, atendiendo a la idea de flexibilidad de las trayectorias mediante la acción tutorial y programas de mejora, que también se pueden desarrollar en el domicilio por el progenitor o el tutor contratado al efecto por sus padres, y si no se consiguen los objetivos, otorgar a los progenitores o a quienes tengan la patria potestad, la opción de elegir entre: a) Disfrutar de la acción tutorial y de mejora en el colegio público o privado; b) Escolarizar al menor.
  • Hay una tendencia a inculcar valores comunes en Europa, fin a cuya consecución se orienta el sistema educativo español, como la preparación para el ejercicio de la ciudadanía. Quizá ésta constituiría la única asignatura común que los niños homeschoolers podrían tener con los niños escolarizados, de este modo, se cubriría lo que no se puede conseguir en igualdad de condiciones fuera de la escuela, y sería un sistema algo similar, aunque reducido, al flex-schooling.
Ahora bien, aparecerán casos de adoctrinamiento en ideologías no conformes con las convicciones de los progenitores, de ahí que la escuela pueda ser privada, y se deba permitir la objeción de conciencia si se prueba el adoctrinamiento como lo ha afirmado el Tribunal Supremo en Sentencia de 28 de enero de 2009.
  • Control de la integridad física y psíquica de los menores. Los menores escolarizados también están expuestos a abusos y no se prevén visitas a todos los hogares españoles. De ahí que sólo se exija la asistencia de un tutor extra en el colegio con visitas periódicas programadas, con la posibilidad de acudir a un psicólogo del centro escolar, si así lo estima este tutor.
Desde el punto de vista jurídico no puede acusarse a los padres de abandono de sus hijos, ni civil ni penalmente, ya que en la educación lo importante es el desarrollo de habilidades y adquisición de competencias necesarias durante el aprendizaje, así como la interacción social en actividades no estrictamente académicas. Pues bien, como organizadora del tercer congreso nacional sobre educación en familia, y conocedora de las familias que componen las diversas asociaciones en España, los niños homeschoolers suelen tener un nivel muy superior a los niños de su edad, practican deporte con otros niños, y van al conservatorio, en su mayoría. Se han constatado óptimos resultados académicos y su excelencia al ingresar en la Universidad y no se pone en tela de juicio la socialización de los menores en más de treinta países del mundo.
El homeschooling es un modo de respetar la diversidad intercultural, y se acepta como alternativa pedagógica, no pretende crear sociedades paralelas basadas en concepciones filosóficas distintas.
Empero la experiencia hacia una sociedad más plural que ofrece la escuela, y a pesar de que ésta tiene sus virtudes, no consigue erradicar todas las dificultades, como el fracaso académico y el acoso escolar.

1 comentario:

jose manuel dijo...

Que tenga estudios superiores, yo no lo veo muy claro. Puede haber perfectamente gente sin estudios superiores y capacitados para educar en casa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...